Prácticas Abortivas Tradicionales

El aborto es tan antiguo como la humanidad, ya que desde tiempo inmemorial se han utilizado diferentes plantas y se han realizado diversas prácticas para provocarlo.

Un texto de medicina chino, del año 3000 antes de Cristo,  recoge el primer abortivo oral, y por citar otro ejemplo, Hipócrates, conocido como el padre de la medicina actual,conocía distintos brebajes,  aunque advertía del riesgo para la salud que implicaban.

Este estudio plasma las prácticas abortivas que utilizaban en el siglo XX. Es el fruto de una encuesta realizada en los años 80 del siglo pasado que se llevó a cabo en diferentes pueblos y en la capital de la provincia de  Albacete. Está publicado en la Revista de Artes y Tradiciones Populares”ZAHORA” editada por la Diputación.

Es importante destacar el silencio y el miedo, incluso, con el que hablaban de estas prácticas ya que muchas mujeres lo consideraban tema tabú y casi siempre se referían a ellas como si las  hubieran llevado a cabo otras mujeres,  nunca ellas mismas. De ahí la dificultad para establecer los problemas de salud que pueden haber ocasionado; así como poner de manifiesto qué daños irreparables o muertes se pueden haber producido con su realización.

Leer el resto de esta entrada

Anuncios

Poesías sobre Derechos Humanos

“Buenos tiempos para la Lírica”

INTRODUCCIÓN

La Declaración Universal de los Derechos humanos, proclamada  el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, establece que la libertad, la justicia y la paz se sustentan en el reconocimiento de la dignidad intrínseca y los derechos iguales e inalienables de todos los seres humanos.

Los derechos humanos deben estar protegidos contra la tiranía y la opresión puesto que son principios, preceptos y reglas inherentes a nuestra naturaleza humana.

Los estados deben promover el progreso social y el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades al tiempo que deben velar por el mantenimiento de relaciones amistosas entre las naciones; así como asegurar, con medidas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación.

El advenimiento de un mundo en que las personas disfruten de la libertad de palabra y de creencias es una aspiración consagrada en esta declaración donde se proclama la libertad de expresión y de opinión.

En la Carta se reafirma la dignidad y el valor de la persona y la igualdad de derechos entre hombres y mujeres pero aunque sea una exigencia de la razón no es un hecho, ni siquiera en las naciones  con regímenes democráticos.

El menosprecio de estos derechos origina actos de barbarie y discriminación contra las mujeres que,  dependiendo  del lugar donde vivan y de las costumbres y la cultura donde se desenvuelvan,  sufren en mayor o menor grado la violación de los mismos, incluso de los más elementales:

Leer más “Poesías sobre Derechos Humanos”