Las Mujeres en la Comunicación

La Ley Orgánica 3/2003, de 22 de marzo para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres establece la existencia de la llamada discriminación indirecta cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros  pone  a personas de un sexo en desventaja particular con respecto al otro sexo; salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados.

La ley proclama que los medios de comunicación social de titularidad pública y la comunicación institucional velarán por la transmisión de una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de mujeres y hombres en la sociedad, y promoverán el conocimiento y la difusión del principio de igualdad entre mujeres y hombres.

Son empresarias

Es necesario, por tanto,  elaborar, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales, códigos de conducta y otras formas de autorregulación para fomentar la presentación de imágenes no estereotipadas de las mujeres puesto que aquellas son discriminatorias, degradantes y ofensivas.

Los documentos, folletos, impresos, temas , textos…que realizamos y distribuimos constituyen una comunicación institucional que pueden contribuir en gran medida al adelanto de la mujer; desde este punto de vista es fundamental mostrarla como un ser humano creativo, agente principal, contribuyente y beneficiaria del proceso de desarrollo; erradicando aquellos materiales en los que haya sesgo de género.

Es necesario, por tanto, adoptar las siguientes medidas:

Leer más “Las Mujeres en la Comunicación”

Hombres y Niños por la Igualdad de Género

La Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer celebrada en Nueva York el 12 de marzo de 2004 alentó a los hombres a participar plenamente en todas las acciones encaminadas a la igualdad de género.

Los hombres deben tener una responsabilidad conjunta con la mujer en la promoción de la igualdad. Todo el mundo se beneficia puesto que los impactos negativos de la desigualdad entre los géneros son soportados por la sociedad en su conjunto.
Los hombres y los niños, a través de la asunción de responsabilidades propias y de la asociación con las  mujeres y las niñas, son esenciales para lograr los objetivos de igualdad, el desarrollo y la paz.

Los hombres y niños tienen capacidad para  lograr un cambio en las actitudes, las relaciones y el acceso a los recursos y la toma de decisiones; fundamentales para la promoción de la igualdad y el pleno disfrute de todos los derechos humanos de las mujeres.

Estudio sobre el Reparto de Responsabilidades Domésticas

Tareas del Hogar

Los hombres y los niños deben tomar iniciativas positivas para eliminar los estereotipos de género y promover la igualdad incluida la lucha contra la violencia contra la mujer, a través de las redes, campañas de información, y programas de capacitación.

’Ellos también pueden’ de Puntomatic, premio ’Crea Igualdad’

Deben hacerse esfuerzos para hacer frente a la infravaloración de muchos tipos de trabajo, capacidades y funciones asociadas con las mujeres,  para ello la educación tiene un papel fundamental.

 

 


Los fondos y programas, los organismos especializados,  las instituciones financieras,  la sociedad civil, incluido el sector privado y organizaciones no gubernamentales, y otras partes interesadas deben adoptar las siguientes medidas:

Leer más “Hombres y Niños por la Igualdad de Género”