Las mujeres en el callejero de Albacete

Llega a mis manos un folleto con un nombre rimbombante “Las mujeres llenan las calles” en donde viene una breve biografía de seis mujeres de otras tantas calles de Albacete que llevan su nombre.

María Marín: concejal del Ayuntamiento de Albacete y fundadora de instituciones de caridad.
Carmen Ibáñez: folklorista insigne, recopiladora del Folklore musical de la provincia de Albacete.
Guillermina Medrano: nacida en Albacete, primera mujer concejala del Ayuntamiento de Valencia.
Elisa Piqueras Lozano: escultora y política, luchadora contra el fascismo.
Carmen Conde: poeta, prosista, dramaturga, ensayista y maestra española, y una de las voces más significativas de la generación del 27.

Mikel Barriola, arquitecto e impulsor de la cultura local, ha clasificado los nombres de las calles en 11 categorías, de las cuales, en porcentaje, las mujeres ocupan el 5ª lugar.

  •  Los hombres cuadruplican en número a las mujeres (245 frente a 49).
  • Las calles referidas a nombres relacionados con la geografía, religión y naturaleza ocupan un porcentaje mayor que el de las féminas.
  • Estas son seguidas muy de cerca por nombres de oficios, locales y folclóricos.

1 Hombre 245 34,8%
2 Geografía 133 18,9%
3 Religioso 94 13,3%
4 Naturaleza 58 8,2%
5 Mujer 49 7,0%
6 Oficios 47 6,7%
7 Local 44 6,2%
8 Folclóricos 21 3,0%
9 Ficción 7 1,0%
10 Fecha 5 0,7%
11 Historia 2 0,3%

http://callesdealbacete.blogspot.com.es/

Podríamos decir que durante mucho tiempo las mujeres han estado en el anonimato y hoy día es difícil sacar a la luz a tantas dignas de ser recordadas en nuestra ciudad. Pero esta labor que puede ser ardua históricamente ni siquiera es contrarrestada por las numerosas calles que se abren hoy día pero que son denominadas por nombres tan peregrinos como materias de estudio o personajes de ficción cuasi desconocidos para la inmensa mayoría y, una vez mas, se vuelven a olvidar de las mujeres.

Finalmente expresa su autora, Encarni Alcalá Orsi, que las calles son parte esencial de nuestras vidas, nos guían a nuestros destinos y sueños; de ahí el deseo, o mas bien la necesidad, de que más mujeres llenen el callejero de nuestra ciudad. Coincido: las féminas tiene que ocupar el lugar que les corresponde.

 

Anuncios